HISTORIA

SINOPSIS

Abandonadas cuenta las desgarradoras historias de mujeres que murieron o padecieron terriblemente cuando los “objetores de conciencia” – médicos que rechazaron prestar sus servicios cuando estos entraban en conflicto con sus creencias religiosas – les denegaron un aborto legal.

Conoce a los padres de Valentina en Italia. Su hija murió en 2015 durante el aborto de sus gemelos en la semana 19 de gestación. Su médico se negó a practicar la terminación necesaria porque uno de los gemelos todavía tenía latido cardíaco y él era “objetor de conciencia”. Valentina desarrolló una septicemia (infección virulenta y potencialmente mortal) que la mató tras sufrir agónicamente durante horas mientras la sepsis destrozaba sus órganos.

Conoce a los amigos y abogados de Savita. Savita era una dentista de la India residente en Irlanda que murió en 2012. Los médicos se negaron a practicar una terminación cuando a las 17 semanas se desencadenó un aborto espontáneo porque todavía había latido cardíaco fetal. El equipo médico verbalizó comentarios religiosos y se centró en el feto en lugar de tratar a Savita incluso cuando empezó a mostrar síntomas de septicemia. En ese momento, la legislación irlandesa permitía practicar un aborto en casos de riesgo para la vida de la madre, pero este caso demuestra que la única manera de estar seguro de que la vida de una persona está en peligro de muerte es después de morir.

Conoce a “Paula” en España. Supo que su bebé sufría una importante anomalía genética a los siete meses de gestación por los retrasos deliberados en el diagnóstico prenatal por parte de “objetores de conciencia” en la provincia donde reside en Galicia – no quisieron practicarle un aborto a pesar de las malformaciones fetales. Estos retrasos se tradujeron en complicaciones médicas que pusieron su vida en riesgo y desembocaron en una histerectomía de urgencias para salvarle la vida. Paula ya no puede tener hijos.

Conoce a Francisca y a su marido en España. Nadie les explicó las anormalidades fetales severas en la ecografía de la semana 12, el médico solo habló de que los pies deformados podrían corregirse, y desestimaron categóricamente practicar una terminación. La pareja se vio forzada a llevar el embarazo a término porque el 100% de los médicos en la provincia de Murcia en la que residen son “objetores de conciencia”. Francisca y su marido no pueden trabajar porque el grado de discapacidad de su hijo es tan severo que requiere atención y cuidados constantes.

Abandonadas es pionera. Es la primera película que da voz a las mujeres y permite a la audiencia escuchar sus historias. La película expone la injusticia de dejar que los médicos rechacen tratar a mujeres con un embarazo no deseado. Se genera un riesgo real de muerte y sufrimiento cuando los médicos basan sus decisiones en creencias personales, erróneamente llamado “conciencia”. La película también explora el origen de la “objeción de conciencia” en el ámbito sanitario y entrevista a expertos en la materia.

Contexto:

En el año 2016, los directores crearon una página web www.objeciondeconciencia.info, que a día de hoy tiene mas de 50 historias de mujeres a las que se les denegó un aborto legal por razones de “conciencia” y que como resultado sufrieron importantes lesiones o injusticias. Algunas de ellas murieron y muchas casi mueren. Los médicos y los hospitales raramente son sancionados.

Las graves secuelas causadas por la negativa a procurar tratamiento sanitario a causa de la denominada “objeción de conciencia” solo obtienen cobertura mediática cuando una mujer muere, o cuando una mujer o su familia presentan una demanda. Las pocas mujeres que figuran en la página web son solo la punta del iceberg ya que la gran mayoría de casos nunca salen a la luz.